lunes, 13 de agosto de 2012

instinto basico:

instinto basico:
Me recibirás con una bata blanca
y yo fantasiejaré en silencio.
Sé que me ordenaràs desnudarme
y que yo te seré obediente.
Luego me darás la mano
y me alzaràs el pedestal de las torturas
durante casi media hora.

 Mi sexo ante tu boca,
sentirá como le murmuras
sólo cuatro palabras pactadas:
primero de cara,
después de espalda,
ahora ábrete de piernas, un poco.


Pero todo será muy natural
y el cuerpo responderá a tus estímulos:
la piel que enrojece en cada repaso,
los pelos de punta,
el ardor en las nalgas ...


Nos miraremos muy poco
y con cada tirón de los sentidos,
apretaré los dientes,
maldiciendo fuerte tu nombre
(si es que tienes nombre,
porque nunca me he atrevido a preguntarlo).


Como dos viejas desconocidas,
nos encontraremos, de nuevo,
una vez al mes.

No usaremos sábanas,
tan sólo unas inútiles zapatillas de algodón
por no sentir el frío de las baldosas.


El único rastro de mi amor furtivo
no será el flujo, ni la sangre,
sino unas gotas tiernas de sudor
y alcohol vaporizado
sobre los hilos de cera enfriada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada